¿Cómo encuentro un(a) supervisor(a)?

Muchas instituciones asignan un supervisor al candidato/a que se ha aceptado en un programa de doctorado. La elección se hace, generalmente, en base al grado de experiencia del supervisor en el tema propuesto por el estudiante, así como en la carga de trabajo que tiene el supervisor. En EEUU, los estudiantes tienen más oportunidades de contar con un comité asesor, mientras que fuera de EEUU la supervisión recae en una sola persona.

Aunque el departamento debería estar al tanto de la carga de trabajo del supervisor, es buena idea que el candidato haga algunas preguntas, ya que no tiene sentido tener como supervisor al mejor investigador del campo elegido si no va a tener tiempo para hablar con el candidato o leer su trabajo. Se pueden hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántos estudiantes de doctorado ha supervisado esta persona? ¿Cuántos han terminado dentro de plazo? ¿Dónde están ahora?
  • ¿Cada cuánto tiempo podremos reunirnos?
  • ¿Estará este supervisor disponible durante todo el tiempo que dure mi candidatura? (¿O tienen previsto un período sabático, por ejemplo?)
  • Si van a estar no disponibles durante un tiempo, ¿qué se va a hacer con mi supervisión?

Muchas instituciones tienen por norma dos supervisores, lo cual resulta útil si un supervisor está ausente durante algún tiempo. Si el supervisor elegido por uno no tiene la experiencia suficiente, es mejor tener dos supervisores.

Otros puntos que se deberían tener en cuenta:

  • ¿Demuestra esta persona interés suficiente por mi investigación?
  • ¿Es su enfoque compatible con el mío? (¿Entienden mis marcos teóricos y mis métodos?)
  • ¿Querrá el supervisor que mi investigación coincida con su trabajo o me permitirá el margen suficiente para desarrollar mis propias ideas?
  • ¿Me siento cómodo/a con esta persona?

¿Debería contactar con un posible supervisor?

Depende. Si has estudiado en ese departamento o ya conoces a esa persona, podría ser buena idea contactar con él o ella y exponerle tus ideas para la investigación. Muchos departamentos animan a sus mejores estudiantes a contemplar la posibilidad de hacer un posgrado, y el personal académico se siente halagado al pensar que su trabajo puede haber contribuido a animar a sus supervisados a seguir estudiando. También puedes visitar el departamento y comprobar qué servicios se ofrecen a los doctorandos.

Contactar con el supervisor desde el desconocimiento total ya es otra cosa. Algunos departamentos tienen políticas que impiden a los estudiantes de doctorado entrar en contacto con posibles supervisores, aunque casi siempre hay un administrativo que puede aconsejarnos. Sin embargo, muchos académicos suelen estar encantados de que les contacte alguien que muestra interés en su trabajo de investigación. Si quieres ponerte en contacto, deberías:

  • Recurrir a una sola persona en lugar de enviar un email a varias personas.
  • Demostrar que ya conoces algo de su trabajo de investigación; por ejemplo, puedes decir que has decidido escribirle después de leer tal artículo;
  • Darle un pequeño resumen de qué querrías investigar, de forma breve y concisa; evita largos párrafos de texto que cuesta leer en pantalla;
  • Escribir un mensaje formal (por ejemplo, no empieces con "¡Hola, Ángela!");
  • Esperar por lo menos una semana antes de enviar un email de recordatorio. Algunas veces, los emails pasan inadvertidos, y está bien enviar un mensaje de recuerdo, pero sin pasarse.

Sitios web interesantes:

http://www.cs.virginia.edu/~evans/advice/prospective.html

http://www.phd-survey.org/advice/Advice%20-%20section%20three.htm

Para más información: 

Susana Arrese Murguzur

Master coordination
Avenida de la Universidad, 8
Apartado 28
20560 Oñati (Gipuzkoa) - Spain
T: +34 943 78... Ver teléfono

E: s.arrese@iisj.es
  @mastersusana